Apretando el paso

Apretando el paso

Voy apretando el paso.

Me escondo de los desheredados

 

Invisible me oculto

tras las ventanas

 

Apago la tele,

desenchufo la radio,

el ordenador se pudre sobre la mesa

 

Voy apretando el paso

y sonrío:

no me duelen tus desgracias

¡Ni siquiera sé quién eres!

 

No quiero ni medios negros

ni grises ni blancos rotos

 

Quiero un enorme arcoiris

que oculte la verdad que

rezuma de las paredes

 

Voy apretando el paso

sin mirar a los niños de la calle:

¡no quiero sucumbir a la penitencia

de comer tres veces al día!

 

Camino recto

con una amplia sonrisa

y pienso:

Mi trabajo, mi dinero

Mi casa, mi coche

Mi nevera siempre llena

 

Voy apretando el paso

y el miedo acecha

tras la puerta

 

Duermo entre sueños de farmacia,

sobresaltos de incoherencias

y alarmas estridentes

 

Tonifico mi saciado cuerpo burgués

Pongo a salvo mi conciencia

con una cara consulta cada quince días

 

Voy apretando el paso

y me convenzo:

así es el mundo,

así está construido,

existen normas, leyes,

policías

y muchos basureros

 

No soy

ni juez ni parte

ni alcalde ni intelectual

ni guardián ni analista

 

Otros se encargan

de que no molesten

los desheredados

 

para que no ensucien con sus melladas bocas

el dorado sueño del buen contribuyente

 

Voy apretando el paso

y echo las cortinas

 

¡Se está tan bien en esta

tranquila y brillante arrogancia!

 

Facebook: Josefa Molina

 

Publicado en palabrayverso.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s