Callada

Callada

vejez


Extraño andar del destino

El tiempo se posó en mis manos


Veo mi piel desnuda como 

se llena lentamente de arrugas


El calendario ha dejado su huella blanca 

en la pared descascarillada de la cocina



Los sueños duermen en los cajones

donde un día los escondí 



Miles de hojas de diarios

pasaron frente a mis ojos

que ya no divisan en el espejo

ni la comisura de mi desgastada sonrisa


Callada llegó la vejez

Callada
cuando yo ya no la esperaba

Enero, 2017

(c) Josefa Molina


6 thoughts on “Callada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s